Políticas de Mascotas en Habitación

-      El huésped que desee hospedarse con mascotas deberá avisar anticipadamente al hotel con al menos 48 hrs antes de su fecha de llegada, con la finalidad de revisar la disponibilidad de habitaciones aptas para mascotas. De no hacerlo, no se le garantiza el acceso a la mascota.


-     
Sólo se permite el hospedaje a perros de menos de 10 kg de peso y máximo 2 por habitación.

-      La mascota debe estar controlada por el huésped en todo momento.

-      La mascota debe permanecer siempre con correa cuando se encuentre en cualquier área exterior del hotel, con excepción de la habitación del huésped.

-      La mascota no debe dejarse sola. Si la mascota requiriera alimento o cualquier otro artículo, el huésped podrá solicitarlo a recepción con cargo a su cuenta.

-      Las mascotas no están permitidas en el área de alberca, a menos que se trate de un perro de servicio.

-      El huésped es responsable de la limpieza de los deshechos de su mascota dentro del hotel y dentro de su habitación.

-      Cualquier molestia hacia otros huéspedes como ladridos deben de ser evitados por el propietario de la mascota.

-      El huésped deberá avisar con antelación la hora en la que prefiere se haga la limpieza de su habitación, con la finalidad de que la mascota no esté sola cuando el personal entre.

-      El huésped comprende y está de acuerdo en indemnizar y liberar de toda responsabilidad al hotel, a sus propietarios y a su personal de cualquier daño ocasionado por su mascota.

-      El hotel cobrará $375 pesos por mascota por noche o un máximo de $1,875 pesos por una semana por dos mascotas.

-      A juicio de nuestra ama de llaves, el huésped además deberá cubrir una cuota única por estancia de $1,000 pesos por concepto de sanitización y desinfección de su habitación.

-      El huésped será responsable de cualquier daño a la propiedad del hotel y/o heridas ocasionadas a las personas por su mascota.

-       El hotel se reserva el derecho de cargar a la cuenta del huésped y hacer pagadero el total de la suma de los daños ocasionados por su mascota.